Insights

Tips para trabajar efectivamente desde tu casa

marzo 25, 2020

Hace no mucho tiempo, trabajar desde casa no era una opción realista, o más bien, sostenible. Hasta los vendedores puerta a puerta tenían que encontrarse en una oficina para reuniones, actualizaciones y demostraciones. Hoy, el trabajo remoto es mucho más común. Incluso existen empresas que jamás necesitaron que sus empleados vayan a una oficina, y muchísimas más que ofrecen días de home office todas las semanas para mejorar el balance vida/trabajo de sus colaboradores.

Sin importar el motivo por el que trabajes de forma remota, trabajar desde casa e ir a la oficina todos los días presentan desafíos muy diferentes. Ir todos los días a una oficina y encontrar nuevas maneras de ser productivo es intuitivo para la mayoría de las personas. Para nuestro equipo en Valtech, trabajar de forma remota y colaboraitva con compañeros de equipo de todo el mundo es parte del día a día. Pero si tu compañía está moviéndose hacia el trabajo remoto, o si cambiaste de trabajo y tu nueva empresa no quiere saber nada con la vida de oficina, aquí te dejamos una colección de tips para ayudarte a trabajar efectivamente desde tu casa.

Mantén un cronograma

Uno de los beneficios de trabajar desde casa es no tener que viajar hacia la oficina. Por esto, puede ser tentador dormir de más y levantarte de la cama justo a tiempo para empezar a trabajar. Pero gestionar bien tus tiempos es una de las cosas que se vuelve más complicada cuando no hay una oficina de por medio, y un manejo efectivo de ese tiempo comienza antes de que de inicio la jornada laboral, incluso trabajando desde casa.

Getting ready before workYa sea que te levantes para preparar a tus hijos para la escuela, pasear al perro o simplemente estirarte un poco y tomar una ducha antes de sentarte a trabajar, intenta mantener una rutina consistente para el tiempo que transcurre antes de empezar a trabajar. Y, aunque sea muy tentador, intenta no trabajar en pijamas. Vestirte para trabajar es una forma ideal de decirle a tu cerebro que es momento de ponerte en "modo profesional".

Crea un espacio que sea solo para trabajar

Uno de los grandes problemas del trabajo remoto es saber dónde termina tu vida laboral y donde empieza la personal. Dado que el trabajo y la recreación se dan en el mismo lugar, es muy fácil que esas líneas se vuelvan difusas. Una de las formas de evitar que eso te pase es crear un espacio dedicado en el que trabajar.

Una oficina sería lo ideal, pero si el espacio es un problema, un simple escritorio y una silla serán suficientes. ¿Aún es demasiado? Designar una silla específica en la mesa del comedor o un espacio determinado en el sofá como área de trabajo puede llegar a ser suficiente. Simplemente asegúrate de no sentarte donde lo harías si no estuvieses trabajando. Mantener una división clara entre el tiempo de trabajo y el de ocio es muy importante.

Un aspecto importante de ese espacio dedicado es mantenerlo limpio y organizado para trabajar. Asegurar que todo lo que necesitas para trabajar está al alcance de la mano es fundamental.

Comunicarse con claridad es clave

Ya sea que trabajes de forma remota o en una oficina, la claridad en la comunicación es crucial para asegurarte que tu jornada y tus tareas se desarrollen sin problemas. Sin embargo, para quienes trabajan de forma remota eso puede ser aún más difícil. Sin comunicación cara a cara, muchas señales importantes pueden perderse. Es más, cuando la oportunidad de acercarte al escritorio de un colega ya no está, muchas cosas pequeñas que parecen poco importantes pueden quedar relegadas.

Una comunicación clara y abierta es crucial para el éxito cuando trabajas de forma remota. Establecer canales de comunicación apropiados es el primer paso. Tu equipo debería estar alineado acerca de cuál es el mejor método para ponerse en contacto con alguien de forma inmediata. Todos en el equipo deberían estar disponibles en los canales establecidos durante las horas de trabajo acordadas.

telecommuting video meetingComunicarse remotamente también requiere acordar qué tipos de comunicaciones van en cada canal. Por ejemplo, compartir historias y anécdotas personales no requiere enviar un e-mail cuando hay un canal de mensajería instantánea disponible para eso. Pero cosas importantes como una evaluación de desempeño no deben tampoco comunicarse en un chat o por mail. Requieren de una reunión en persona o bien una video llamada cuando eso no sea posible.

Cuando tu equipo trabaja desde casa no es suficiente con planear la comunicación, necesitas estar preparado con reglas y lineamientos acerca de cómo comunicarte. Una vez que las tengas establecidas, existe una regla de comunicación que aplica para todos en cualquier situación.

Comunicarse con claridad y frecuentemente

Un problema muy común para todos es sentir que comunicas demasiado. La buena noticia cuando se trata de trabajo remoto es que no es realmente un problema. Debido a la amenaza que representa un malentendido, que alguien se pierda de algo, o incluso la presencia de más distracciones en las casas de las personas, repetir información importante puede ser fundamental para asegurarse que todos están en la misma página.

Esto puede significar cualquier cosa, desde asegurarte que preguntas cualquier duda en una reunión, hasta que cada llamada en conferencia siga del envío de una minuta por mail para todos los participantes. No te preocupes por ser redundante, asegurarte que todos reciban el mensaje apropiado es mucho más importante.

Tomar un descanso

Cuando trabajas en una oficina, el día puede tener un ritmo natural ayudado por la presencia de otras personas. Es más probable que pares a tomar un café porque un colega está haciendo lo mismo, o bien los grupos que naturalmente se forman salen a almorzar juntos.

Telecommuting yogaCuando trabajas en tu casa, ese ritmo se pierde. Estás por tu cuenta y solo de eso depende cuándo almorzar o tomar un café. Para muchos, esto lleva a menor cantidad de pausas y mayor productividad, pero también puede llevar a que termines quemado.

Es necesario hacer pausas para comer, pero también para permitir que tu mente descanse y se enfoque, dándote una nueva perspectiva del proyecto en el que estás inmerso o el problema que quieres resolver. Tomar pausas razonables durante el día es necesario para tu productividad en el largo plazo. No limites esos momentos a solo comer. Da una vuelta, aunque más no sea dentro de tu casa. Asegúrate de darle pausas a tu esquema de trabajo y alejarte del espacio que designaste por un rato.

Muévete

Además de las pausas, asegurarte de hacer algo de ejercicio es también clave. Algunos estiramientos de Yoga, un escritorio de pie, salir a correr o incluso caminar (cuando se pueda) es fundamental.

Los viajes regulares a la cafetería y a las salas de reuniones ya no están. Reunirse alrededor de la cafeta con tus colegas no es una opción. Cuando trabajas desde casa, es necesario encontrar formas de moverte y mantener la sangre en movimiento.

Desenchufarse

Una de las dificultades de trabajar desde casa es cuándo termina tu día. En una oficina, ver a tus compañeros guardar sus cosas es señal de que el día está llegando a su fin. Pero en tu casa, ocho horas pueden pasar sin que te des cuenta. Es más, dado que el espacio en que respondes llamadas y correos es el mismo en que vives, puede ser tentador seguir respondiendo mensajes bien entrada la noche.

end of telecommuting dayCuando tu día oficialmente termina, asegúrate de desenchufarte del trabajo todo lo que puedas. Si puedes apagar tu computadora laboral y poner el teléfono del trabajo en silencio durante la noche, sería ideal.

Los resultados

Esta no es una lista de recomendaciones exhaustiva. Cosas como tener reuniones con tu equipo durante el día y encender tu cámara para conferencias son importantes. Recordar que trabajas con gente y no solo con pantallas puede ayudarte mucho durante el día.

Siguiendo esta guía, verás que trabajar con la misma, sino más, productividad que tenías en la oficina es fácilmente alcanzable.

Enfrenta los desafíos de la economía digital actual

¿Listo para dar el primer paso y alcanzar tu potencial digital? Comunícate con Valtech hoy mismo.
Habla con nosotros